Porqué tenemos que cubrirnos con emojis