Nudista, el sabor del producto sin ropajes